Inicio Anestesia ¿Sabías que...? ¿SABÍAS QUE…MACINTOSH PARTICIPÓ EN LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA…A FAVOR DE FRANCO?

¿SABÍAS QUE…MACINTOSH PARTICIPÓ EN LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA…A FAVOR DE FRANCO?

Otoño de 1937, el cirujano plástico norteamericano Eastman Sheehan lleva unos meses trabajando para el bando franquista al que ha ofrecido su colaboración, especialmente interesado en el tratamiento quirúrgico de heridas faciales. Tras comprobar la precaria preparación de los anestesistas en el bando nacional, le aconseja al gobierno de Franco que solicite la asistencia de Robert Macintosh, ya por entonces profesor de anestesia en la Universidad de Oxford. Cabe pensar que Sir Robert aceptara la invitación por la amistad con su amigo americano y por la excelente oportunidad de practicar la anestesia sobre los heridos de guerra, más que por simpatía con el régimen nacional. Sea como fuere, tras mediación del Duque de Alba, Macintosh aterriza en San Sebastián donde es recibido por el cirujano barcelonés José Soler-Roig de clara afinidad franquista. Este cirujano que hablaba inglés correctamente le acompañará durante toda su estancia a fin de que Sir Robert no tenga dificultades idiomáticas, porque él afirma no saber español…lo cual es mentira, lo habla perfectamente, como reconocerá años más tarde: «…para obtener información no les dejé saber que hablaba español». Dicha decisión le acarreó más problemas que ventajas reales, la dificultad para expresarse en francés (pues el inglés era aún mas desconocido) sólo era superada por la escasa capacidad de los militares españoles para expresarse en la lengua romance. Sabemos de su estancia en los hospitales de Zaragoza, Vitoria, Salamanca y el Hospital General Mola de San Sebastián, donde quedó especialmente impresionado por la negativa de las tropas moras de Franco a realizarse amputaciones por motivos religiosos a riesgo incluso de perder la vida. Teniendo en cuenta que su estancia en España estaba muy distante del frente, describe la vida en estas ciudades como tranquila y con una moralidad muy estricta: «…la moralidad franquista hace que las mujeres acudan a la playa con faldas por debajo de sus rodillas y los hombres con traje de baño completo». El asunto no parece disgustarle en absoluto pues él alaba el orden y la tranquilidad de dichas ciudades en las cuáles no se le antoja estar en guerra. Sin embargo lo que no le parece tan normal es la absoluta falta de puntualidad de los cirujanos españoles que nunca se encuentran en quirófano a la hora acordada.
Durante su estancia se percata de la absoluta precariedad anestésica en la que desarrollan su labor los médicos españoles: «..del óxido nitroso ni se oye hablar aquí, y no he conocido un sólo médico que haya visto un cilindro de oxígeno». Robert Macintosh regresa a su país a mediados de Noviembre de 1937 preguntándose por la utilidad de su estancia en España: «…la cirugía plástica cerca del frente de batalla es más un lujo que una necesidad, me sorprendo de la cantidad de tiempo que lo españoles nos han dedicado». Tras la vuelta de Sir Robert a su país, Sheehan continuó realizando su trabajo aún más en precarias condiciones. El caso del soldado Kemp nos ilustra la anestesia que se realizaba aquí por aquellas fechas. Peter Kemp era un hombre singular, graduado en lenguas clásicas por la Universidad de Cambridge, se alistó como voluntario en la legión española para combatir en la guerra civil. Durante el verano de 1938 resultó herido en la cara por metralla. Trasladado al Hospital de San Sebastián es recibido por Sheehan el cuál le comunica que no es posible realizarle la operación bajo anestesia (porque no hay anestesistas…pero eso no se lo dice). Kemp tiene una idea y al día siguiente aparece con una botella de Coñac en el quirófano, le dice al cirujano…¿qué tal si uso esto como anestésico?, a Sheehan le parece una buena idea e incluso le responde: «creo que yo también beberé un poco». Cada vez que el paciente sufría dolor, le pedía permiso al cirujano para echar un trago…al final de la operación la botella estaba vacía.
El gobierno de Franco quedó agradecido con la presencia de Macintosh y Sheehan en España, instándoles a seguir colaborando con el régimen lo que no fue posible para el anestesiólogo. Finalmente en enero de 1939 Franco les concedió a ambos la Cruz al mérito militar de segunda clase por los servicios prestados.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA:

The history of anesthesia: Proceedings of the Fifth International Symposium on the History of Anesthesia, Santiago, Spain, 19-23 September 2001.José Carlos Diz,Avelino Franco,Douglas R. Bacon,J. Rupreht,Julián Alvarez.

Historia de la anestesia en España, 1847-1940.Joaquín Cortés Laíño.Arán Ediciones, 2005.

Robert R. Macintosh and Spain: a productive relationship.Unzueta Merino MC,Hervás Puyal C, Villar Landeira J.Rev Esp Anestesiol Reanim. 2001 Jan;48(1):21-8.

The Second International Symposium on the History of Anaesthesia. J. R. Maltby. Canadian Journal of Anesthesia
Volume 35, Number 2, 174-177,

http://en.wikipedia.org/wiki/Robert_Reynolds_Macintosh

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here