30.6 C
Úbeda
31.2 C
Granada

INDICES DE VARIABILIDAD EN EL BIS

Puede interesarte

Terapia puente con heparina en FA, más perjudicial que beneficiosa

El primero de esos estudios en concluir resultados fue el estudio POISE-2 (1) del que nos hicimos eco en este post. El objetivo del estudio...

Anticoagulación en pacientes con Fibrilación Auricular

Uno de los primeros artículos que estudian el tema de la necesidad o no de tratar con anticoagulantes/antiagregantes a los pacientes con FA crónica...

En el número de Abril de 2012 de Anesthesia&Analgesia se publica un editorial firmado por George Mashour y Michael Avidan donde presentan el índice de variabilidad compuesto (CVI) basado en un estudio de Mathews y cols y que se basa en el índice biespectral, la variabilidad del BIS (sBIS) y la variabilidad del electromiograma (sEMG). Este CVI se asocia con eventos somáticos intraoperatorios como movimientos relacionados con una insuficiente analgesia, en el contexto de un bloqueo neuromuscular moderado.

 

Mathews y cols en su estudio observacional prospectivo multicéntrico encontraron que el CVI predecía la aparición de eventos somáticos con una fuerte correlación, superior a la frecuencia cardíaca y la tensión arterial. Es por ello que los incrementos del CVI antes de que se produzca el evento somático podría ser útil para prevenir éstos en un tiempo real.

 

¿Qué sentido tiene el CVI?

En determinadas ocasiones, un mismo paciente no se comporta de la misma manera antes el mismo agente hipnótico a la misma concentración ni tiene el mismo valor del BIS, aspecto que podría explicarse por el distinto estímulo quirúrgico aplicado, lo que resultaría en un rápido incremento del BIS, acompañado incluso de un movimiento en caso de bloqueo neuromuscular moderado, motivado por una inadecuada analgesia en el contexto de una hipnosis suficiente.

Este es uno de los motivos por el que Mathews y cols introducen este nuevo índice, demostrando ser superior a la frecuencia cardíaca y la tensión arterial tanto en sus medidas estáticas como variables en la predicción de eventos somáticos relacionados con una posible inadecuada analgesia intraoperatoria.

 

Este artículo demuestra que mientras los estándares de monitorización cardiovascular y respiratoria están bien establecidos desde hace años, la monitorización de los agentes anestésicos sobre el sistema nervioso central sigue teniendo muchas lagunas.

Falta evidencia que demuestre que el EEG frontal y el EMG reflejen señales nociceptivas que ocurren primariamente en la periferia y en la médula espinal, así como el papel del CVI en el contexto de un bloqueo neuromuscular adecuado. Pero no por esto deja de ser válido este nuevo índice que requiere sin embargo nuevas investigaciones para dilucidar si viene para quedarse en nuestro arsenal de monitorización.

 

 

Bibliografía

George A. Mashour and Michael S. Avidan. Variability Indices of Processed Electroencephalography and Electromyography. Anesth Analg 2012 114:713-714.

Donald M. Mathews, Laura Clark, Jay Johansen et al. Increases in Electroencephalogram and Electromyogram Variability Are Associated with an Increased Incidence of Intraoperative Somatic Response. Anesth Analg April 2012; 114:759-770.


- Advertisement -

More articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

CENTROS CONTRA EL DOLOR

Últimos posts

Terapia puente con heparina en FA, más perjudicial que beneficiosa

El primero de esos estudios en concluir resultados fue el estudio POISE-2 (1) del que nos hicimos eco en este post. El objetivo del estudio...

Anticoagulación en pacientes con Fibrilación Auricular

Uno de los primeros artículos que estudian el tema de la necesidad o no de tratar con anticoagulantes/antiagregantes a los pacientes con FA crónica...

Anestesia. Fundamentos y manejo clínico.

Recientemente la editorial Panamericana ha editado un libro integral de anestesia, digno merecedor de su título: Anestesia. Fundamentos y manejo clínico. De entrada, abarca...