Inicio Anestesia Off-Topic HISTORIAS DE VERANO

HISTORIAS DE VERANO

Qué bonito sería decir que todos los pacientes son especiales y que por todos sientes una identificación especial, pero no es la norma.

El verano es una época curiosa para la anestesia, por una vez incluso a confines alejados de las grandes urbes como éste, llegan personas que viven la vida de la forma en la que a tí te gustaría vivirla, más allá de las 4 paredes de un quirófano.

Questa non è vita

Le decía a Dario mientras llegaba la Pizza que personalmente le había encargado a las 11 de la noche mientras trataba de hacerme entender con mi macarrónico italiano. Él me miraba como extrañado, como si pensara…tío pero si eres médico.

Yo por un lado sentía una simpatía extraña por aquél tipo de 75 años que aparentaba 20 menos. Enfundado aún en su mono esperaba mientras yo le administraba una anestesia spinale a su señora, una brasileña de 55 años que no se conservaba tan bien, ella sólo aparentaba 10 menos. Desde Milán habían decidido hace un viaje por nuestras tierras y las francesas, en esta ocasión un viaje corto de unos 3000 kms, tan sólo hacía dos o tres meses que se habían recorrido la China abordo de su BMW 850 RT (la misma que la de nuestros guardias civiles). Como aficionado a las motos y compañero de marca sentía admiración por este milanés que ha recorrido el mundo subido en su moto de norte a sur y de este a oeste. Es el presidente del club BMW Italia y centauro por excelencia según la marca. Evidentemente la pasta le acompaña ( y no la italiana) pero aún así sigue siendo admirable encontrarse gente con ese espíritu de aventura y sacrificio.

Error en reproductor de Youtube: falta el identificador del video

Todo esto lo pensaba mientras a su señora la operaban del tobillo por culpa de un leve accidente en el que ni a él ni a la moto les pasó nada.

Tenho uma filha de 21 anos singo

…me decía la mujer…. Me lo repetió un par de veces…
– ¿Me estás queriendo decir algo?…le preguntaba mientras me reía.

Un médico joven siempre es un buen partido

sonreía.

Buff déjalo …si es que ya tengo pagada la boda.
Creo que sólo hay algo más peligroso que recorrerse las carreteras del mundo en moto, hacerlo con una brasileña de 21 años de paquete.

Al día siguiente Dario ya había ido por su moto y al otro estaba camino de Milán en ella, mientras su mujer reposaba en el hospital.

Curiosamente nadie les hizo el menor caso al paso de este tipo por el hospital…y creo que tiene mucho más que decir que el paciente de la guardia anterior que armó mucho más revuelo.

V’ss y Ráfagas amico Dario.

2 Comentarios

  1. Claro, me pregunto qué atención hubiera recibido si en vez de esa moto hubiera llevado una Burgman 200?
    Felicidades por la página bicciolo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here